Mi crónica: Visibilidad de las Mujeres

El día 17/02 tuvimos un evento en el precioso Club Alma interesantísimo, me inspiraron mucho los invitados como panelistas, las asistentes y los mensajes de energía. Mi aportación fue la organización del evento, reunir este panel y ser la maestra de esta ceremonia. En un palacete como el Club Alma, antigua casa de Jiménez Díaz y Concha Rábago, privilegio de sitio y compañía.

La energía fluye y hace que crezcamos, avancemos y nos atrevamos más y más a conseguir nuestros objetivos. Vinieron 4 personas a compartir su experiencia con el tema: Rosa Allegue Alvaro de Mingo, Pilar Díaz y Mercedes Wullich. Los 4 presentaron su perspectiva y nos dieron sus recetas de este tema.

Quiero destacar de Rosa sus prácticos y probados consejos, avalados por su trayectoria:

  • Cualquiera de nosotras puede alcanzar este reconocimiento o notoriedad propuesto. Para ello debe tener su propio plan de visibilidad. Sobre todo se necesita un plan, tiempo, redes, confianza y energía.
  • Entender que cambiar las cosas requiere esfuerzo, iniciativa y ser dueño de una misma.
  • Compartir los éxitos.
  • Ayudar a otr@s, hacer buen networking y diverso, hablar con sponsors (también llamado prescriptor) que nos recomienden, igual que con mentores y con directivos.
  • Moverse y Probar, por ejemplo a escribir, hablar en radio, o en los periódicos, sin exagerar consecuencias, corriendo riesgos limitados, evaluando y aprendiendo, así generamos auto-confianza.
  • Y finalmente, muchas dosis de autoconfianza y pasión.

Alvaro conecta con los medios –  experto en lobbies – en España, Bruselas y EEUU, y contribuye a que se publiquen noticias, es asesor de comunicación corporativa y marketing en Madrid, Bruselas y Nueva York. Experto en el desarrollo de estrategias de relaciones con los medios para gobiernos, instituciones y empresas. Poner en valor, dar repercusión es su objetivo. El nos habla de crear nuestra propia marca personal y alrededor de ésta las noticias, en 3 ejes: escribir o hablar de un tema donde seamos expertos, ser leal y responsable a nuestra empresa, ayudar a nuestra organización a crecer en rentabilidad. La marca y la aparición en medios debe obedecer a una intencionalidad presente en nuestro plan.

Pilar Díaz, cual investigadora incansable, nos insiste en que la versión de la historia más conocida no es fiel a las mujeres, no la refleja en su plenitud, con sus éxitos y sus obras reales. Es una versión incompleta, y para completarla ella ha ido a rescatar esa mujer real con ayuda de las fuentes indirectas. Así nos cuenta costumbres del S. XVII reflejadas en El Quijote sobre Sanchica y la paga que recibía por su trabajo de “bolillos” equivalente a un sueldo de la época. O la historia de Clara Campoamor. Vemos que la historia nos enseña que la versión de nuestro presente está por escribir. Y podemos hacer, debemos hacer que sea real.

Mercedes Wullich, enfocada en que lo más importante de su labor es adelantar los tiempos de las mujeres. Tener determinación, autoconfianza y constancia son indispensables. Por supuesto, una buena gestión del tiempo para encontrar esos huecos y sacarles partido.El plan a 3-5 años es imprescindible para tener un objetivo o sueño con nuestro propio protagonismo. La libertad de lo que queremos o sabemos hablar a los medios es nuestra, la elegimos. Y cuando recibimos un encargo, poner las cosas en valor y preguntar siempre por los honorarios es nuestra opción, ¿escoges hacerlo? ¡Atrévete a ello!

Con este broche de oro comparto contigo un minipost y foto, además de un vídeo resumen del evento:

https://www.linkedin.com/feed/update/urn:li:activity:6239763303560679424/

https://drive.google.com/file/d/0BxCiuTaQUtxuRVBwLXAzSFR0bjQ/view

¿Quieres jugar? Bien, salgamos a jugar: Jugar … para GANAR

dsc_01551 Hoy hablemos de ilusión, entusiasmo que siento cuando me pongo una meta, ésta no es cercana, algo que quiero conseguir y sé que el camino es largo y duro. Es un sueño, me da luz, me ilumina y me hace sonreír cuando hablo de ello.

Y también me da miedo, me hago… casi caquita… pensando en ello durante unos minutos. ¿Reconoces este sentimiento? ¿Cómo gestiono este conflicto interno mío? Quiero andar, paso a paso, descubrir lo que viene próximo, lo que está por llegar, lo que te quiero enseñar dentro de unos meses, un año. Quiero evolucionar, sé lo que quiero y estoy creándolo. Me siento fluir sola con este sueño en mi cabeza, y en todos nosotros. Mi proyecto es éste, el encuentro entre tú y yo aquí y en otros sitios, compartir y alegría. Reír, abrazar.

Sé que para ganar he de jugar, quizá pierda alguna vez, no importa, pero participo, juego, actúo y trabajo en mi plan. Somos resilientes, nos adaptamos a las circunstancias y sobrevivimos muy dignamente a ellas. Nos hemos superado a nosotros mismos antes, muchas veces, ¡¡recuérdalo!! Y yo ahora quiero más, quiero Descubrir nuevos horizontes por mí desconocidos, y hacerlo en tu compañía. Voy a definir antes, paso a paso, mi plan, invertir en él y poner foco para que finalmente brille. Quizá sea duro, quizá me desaliente más de una vez, pero quiero estar allí, en mi destino final, sé que puedo llegar y he de trabajar o entrenar en ello, y llegaré a conseguirlo.

Con tu apoyo, con este grupo que comparte éxitos y superaciones, lo podré hacer, porque sí. Porque Querer es Poder.  Y porque me hace feliz estar aquí.

La confianza, valentía que necesito están en mi elemento, las encuentro cuando pienso en mi sueño, mi compromiso con él es total y quiero jugar.

¡¡ Vamos a por ello!! Al igual que lo hicieron estas jugadoras de hockey femenino de veinte años, hace ya casi 25. Nuestra perseverancia nos hará llegar a cosas tan grandes como ésta.

Gracias Maribel por este regalo tan valioso de compartir tu premio con nosotras.

¿Te imaginas la magia y la satisfacción al conseguir tu propio premio? Tú y yo podemos. Querer es Poder.

dsc_0154
Medalla de Oro del equipo de Hockey Hierba, Barcelona 1992, prestada por Maribel Martínez de Murguía.

Dejemos de sobrevivir, empecemos a … ¡¡¡VIVIR!!!

Al igual que los campos ya quieren agua, mi cuerpo quiere descansar también tras este largo verano. Así, la lluvia y el frío han llegado y hemos de dejarla caer haciendo actividades de interior o paseos cortos. Tentación de estar al calorcito casero todo el fin de semana. Pero sólo un rato, pues hay que vivir el momento.

dsc_1145

Recuerdo este paseo por la playa en Valencia, pleno otoño del año pasado. Atardecer precioso. Siento la necesidad de comunicar contigo y hablarnos, compartir cosas buenas y fuertes. Me hace mucha ilusión.

Hace una semana acudí al hospital a mi visita rutinaria; más que nada un chequeo de que todo está normal. Atasco para aparcar, papeleo, prisas, muchos jubilados, enfermeras corriendo, médicos, ventanilla para dar cita y su correspondiente cola de media hora, reconozco que estaba algo inquieta. Me impone ver a ese médico que en unos minutos y sólo con dos preguntas sentencia qué medicamentos tomas o qué pruebas o qué hábitos debes tener para los próximos 365 días.

A mí me han salvado la vida allí, en esos pasillos con personas esperando noticias, enfermos pendientes de un hilo. Hace años de ello y tengo que agradecerlo, claro que sí. Hubo mucha amabilidad, profesionalidad y buen trato, hasta muchas sonrisas y risas. Y quizá por la mezcla de impresiones, miedos y sentimientos, aún se me ponen los pelos de punta cuando vuelvo y recuerdo esos bancos, esas paredes y suelos limpios, usados, amarillentos, madera añeja encuadrando la puerta para ir al pasillo, al baño. Allí se paró el reloj – al entrar – y volvió a funcionar 28 días después, al salir. Desde entonces re-adaptación al mundo desde un nuevo prisma.

Han pasado 5 años de aquello y a menudo creo que tengo olvidadas las emociones profundas que me despertó. Y el día a día mejora cada vez, más ganas, menos cansancio, menos ansiedad, más alegría , más fuerza.

He aceptado quién soy ahora, mis cuidados y mi medicación, sigo un día a día normal y puedo tener un día flojo, cierto mareo, tensión baja, otros límites…. No sé si todo esto te suena familiar. Desde mi nuevo YO quiero ayudarte para que tú tomes tus decisiones, puedas mejorar tu calidad de vida, tus emociones y también tu salud. Yo he conseguido mejorar todos estos años, cada vez un poco más. Salir a caminar, comer con amigos, jugar con mi hija, hacer excursiones, trabajar, de tapas, estudiar, aprender, proyectos, ilusión…¡yo no me quiero perder nada!

¿Me acompañas? Suscríbete a este blog y recibirás noticias mías muy pronto!!

TU JARDÍN

Buenos días, ¿cómo te has levantado hoy? con los típicos atascos, noticias en la radio o TV, y la mente puesta en todas las obligaciones que tienes planificadas para el día de hoy… Si ése es … Si ése es el caso, aquí te ofrezco un método que no me falla al principio del día: las plantas.

dsc_00851

¿Qué te parece si conseguimos un día optimista, un día con energía y con motivación de ser feliz,  disfrutando el tiempo que hace, las personas y pequeñas charlas con conocidos, vecinos, compañeros, y sobre todo, sonreimos al día, alegres de estar donde estamos y hacer lo que hacemos.

dsc_01001Para ello te ofrezco mi experiencia, sencilla y barata: he empezado a criar y plantar mi propio jardín en casa, yo lo llamo mi jardín vertical porque casi no cabe en horizontal. Es decir, en casi un hueco de 1mx1m he colocado 6-8 plantas de diferentes colores, con flores, pensamientos (la flor del otoño) amarillos y morados o blancos y morados, margaritas amarillas, claveles chinos naranjas (el naranja es el color de la vida, dice mi amiga), un poco de lavanda, romero, y un pruno, que me han regalado y me hace muy feliz, y un cactus para mi hija, con una “corona” roja y amarilla.

dsc_00981
Ya ves, esto es una iniciativa barata, simple, he invertido menos de 50€, realmente te cuesta menos que salir a cenar un par de personas. Ya llevamos un mes con el jardín y todos disfrutamos de las vistas desde una ventana de un cuarto, la primera cosa que hago por la mañana y me hace sonreír, es una imagen que me genera bienestar mental y físico, respirando profundamente varias veces con esta vista y automáticamente aparece mi  sonrisa. Así mis neuronas respiran esa sonrisa y generan el pensamiento de felicidad que necesitamos todos para enfrentar ese nuevo día, dando gracias por sentirme bien.

Te deseo un feliz día, lleno de energía y gratas experiencias, sonríele.

Queridas, esto nos interesa a todas:

Te invito cinco minutos – querido y querida lector y lectora- a reflexionar. Sí, eso he dicho, desconozco si está de moda reflexionar. Probablemente haya sido desbancado por nuestras queridas redes sociales, que nos invitan a hacer todo rápido. Pero déjame decirte que ir rápido si no te lleva dónde quieres ir, ¿de qué sirve?

Quiero invitarte a pensar, a analizar qué hacemos bien, qué no, y a aprender. Aprender en el camino de la vida y la lucha. Recuerdo estos inspiradores versos de A. Machado:

“Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Hoy mi tema, mi inspiración, una de las más entusiastas y energéticas que siento dentro: nosotras, las mujeres. Estoy todavía influida por Eva Levy y Patricia Fernandez,  qué par de mentes y voces influyentes tuve el lujo de presentar en la Cámara de Comercio el pasado viernes a mi querido grupo de Mujeres Directivas Womenful. Un lujazo de apasionadas mujeres que luchan, y también ganan, pero sobre todo luchan incansables en este camino, el de conseguir más mujeres directivas en el panorama laboral. ¡Gracias por ayudar y guiar esta reflexión! La resumo aquí:

  1. Partiendo de nuestra realidad – la mujer en los equipos directivos en España- que ha retrocedido posiciones significativas en los últimos años, nos preguntábamos qué queremos hacer como colectivo, como grupo: ¿queremos tener fuerza?
  2. ¿Hacia dónde vamos las mujeres? A dónde queremos llegar?
  3. Nunca te minusvalores, usa el lenguaje adecuado a cada momento.
  4. Identifiquemos los problemas, documentándolos, hay que describirlos y pelearlos ante Comités, Mesas de Igualdad, Ayuntamientos, etc.
  5. ¿Qué aliados tenemos? Las mujeres necesitamos más guarderías y colegios, con amplio horario e igualmente residencias para la 3era edad. ¿Quién se acuerda de la conciliación?
  6. Busquemos, formemos y construyamos un altavoz JUNTAS, un discurso claro y opinión que influya, donde digamos lo que pensamos para conseguir un fin: reivindicar nuestros derechos y cambiar el mundo para que sea más igual.
  7. Y si necesitamos las cuotas para equilibrar temporalmente la situación? para eso son las leyes.
  8. Ser generosa y solidaria solemos serlo en la familia, seámoslo también en la empresa y entre nosotras.
  9. Seamos estrategas, activas y midiendo los pasos, ¡los pequeños gestos también valen!
  10. Dejemos calar a nuestro alrededor nuestras reivindicaciones, que calen cual lluvia fina, incansable y segura.
“Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino
sino estelas en la mar.”

 

A propósito del otoño, … ¿cómo gestionas las emociones?

Estadísticamente el otoño nos pone más tristes o deprimidos, incluso aumenta notablemente en noviembre la tasa de suicidios, bajan las horas de luz solar, y aparece la fría noche en horas que antes salíamos del trabajo y nos íbamos con el sol a hacer actividades de tiempo libre. ¿Cómo aceptamos este cambio tan grande? ¿Nos afecta?

atardecerenotoo

Yo diría que sí, que es así en mi caso, octubre lo paso entre reuniones familiares y esperando mi cumpleaños (pues soy libra) con alegría y cierta impaciencia, sin embargo la llegada de noviembre y aceptar que eso continuará durante 2 o 3 meses más me deja en un estado anímico triste. Casi siempre me siento con poca energía para hacer actividades los fines de semana y a menudo algo tristona. Hasta el año pasado, que aprendí a verlo de otra manera, en clase de meditación mindfulness pude experimentar una aceptación de ese cambio natural y una alegría por entenderlo que me hace vivirlo diferente… ¡es precioso el color de las hojas en otoño también!

Si a ti te ocurre algo parecido o te sientes en parte identificad@ con lo que comento, sigue leyendo, espero que te ayude: Realmente hay razones químicas que lo pueden argumentar, los niveles de serotonina bajan … el cielo está gris muy a menudo, la lluvia, los atascos, incluso en otros países centro-europeos se podría decir que cambia el carácter de las personas a más tímido o retraído en otoño.

Te propongo dedicarle unos minutos a observar lo que ocurre a nuestro alrededor, los cambios de la naturaleza y así entendernos. Hemos pasado unos meses de intenso calor veraniego, que luego se torna más suave y ligero, pero también nos dejaba cansados esas noches que apenas se puede dormir. Ahora llega un tiempo de descanso, de vestirnos para un frío que traerá sorpresas y cambios de color en cielo y árboles,  ¿reflexionamos sobre los cambios ocurridos desde el intenso calor veraniego? Me refiero a dedicarle unos minutos a observar y dejarnos llevar con la naturaleza, para podernos preparar para ello.

cropped-fondo-de-hoja-en-otoc3b1o_1997031442.jpg

“Las hojas no caen, se sueltan…

Siempre me ha parecido espectacular la caída de una hoja. Ahora, sin embargo, me doy cuenta que ninguna hoja “se cae” sino que llegado el escenario del otoño inicia la danza maravillosa del soltarse.

Cada hoja que se suelta es una invitación a nuestra predisposición al desprendimiento.Las hojas no caen, se desprenden en un gesto supremo de generosidad y profundo de sabiduría:la hoja que no se aferra a la rama y se lanza al vacío del aire sabe del latido profundo de una vida que está siempre en movimiento y en actitud de renovación.

La hoja que se suelta comprende y acepta que el espacio vacío dejado por ella es la matriz generosa que albergará el brote de una nueva hoja.La coreografía de las hojas soltándose y abandonándose a la sinfonía del viento traza un indecible canto de libertad y supone una interpelación constante y contundente para todos y cada uno de los árboles humanos que somos nosotros.

Cada hoja al aire que me está susurrando al oído del alma ¡suéltate!, ¡entrégate! ¡abandónate! y ¡confía!.

Cada hoja que se desata queda unida invisible y sutilmente a la brisa de su propia entrega y libertad.Con este gesto la hoja realiza su más impresionante movimiento de creatividad ya que con él está gestando el irrumpir de una próxima primavera.

Reconozco y confieso públicamente, ante este público de hojas moviéndose al compás del aire de la mañana, que soy un árbol al que le cuesta soltar muchas de sus hojas.Tengo miedo ante la incertidumbre del nuevo brote.Me siento tan cómodo y seguro con estas hojas predecibles,con estos hábitos perennes,con estas conductas fijadas, con estos pensamientos arraigados, con este entorno ya conocido…

Quiero, en este tiempo, sumarme a esa sabiduría, generosidad y belleza de las hojas que “se dejan caer”.Quiero lanzarme a este abismo otoñal que me sumerge en un auténtico espacio de fe, confianza esplendidez y donación.

Sé que cuando soy yo quien se suelta, desde su propia consciencia y libertad, el desprenderse de la rama es mucho menos doloroso y más hermoso.

Sólo las hojas que se resisten, que niegan lo obvio, tendrán que ser arrancadas por un viento mucho más agresivo e impetuoso y caerán al suelo por el peso de su propio dolor. “
Texto original de José María Toro.
Extraído del libro “La Sabiduría de Vivir”

¿Qué te parece observar esa puesta de sol, ese paisaje de colores variados desde el ocre al amarillo, naranja y verde? Son las hojas de los árboles que necesitan descansar, cargar de energía y alimento para generar nuevos brotes y elementos positivos tras los próximos meses de frío.  Con esa diferencia de matiz entre caer, soltar o incluso bailar.

Este cambio es necesario, relaja, confía y acepta con tus sentidos algo tan maravilloso como el cambio de estación y convivencia con la naturaleza.

 

Me he colado en tu blog…

rosa-azulSeguramente esto lo leerás unos instantes,  sólo permanecerá ahí en tu pantalla un par de segundos, pero quiero aprovecharlo para decirte que este rato entre tú y yo es un pequeño regalo (muy pequeño), para que podamos gritarle al mundo todas tus inquietudes,

ambiciones,

preocupaciones,

alegrías,

sueños…

que a veces no sabemos escuchar con atención. 

Sé que esto no suple una conversación cuando lo necesitas, ni esos labios que dan respuesta a tus palabras.

Gracias por estar ahí.

228-b4e9109d7-07_12_2010_032649-ramo_novia_calas